lunes, 21 de septiembre de 2009

ALONSO ANTE EL CONSEJO MUNDIAL

Fernando Alonso se ha presentado hoy ante el Consejo Mundial de la FIA
que decidirá el futuro de Renault en la máxima competición
automovilística. Su presencia se debe a que la Federación está
investigando si lo ocurrido el año pasado en Singapur fue un acto
aislado o algo dentro de una trama para manipular el resultado de más
carreras. Lo que parece claro hasta ahora es que el piloto asturiano
no tenía conocimiento previo de lo que se estaba tramando. También se
han presentado Nelson Piquet, Bernard Rey-presidente de Renault F1- y
Jean-Francois Coubet, el director de relaciones públicas de Renault.

Toda la comunidad que forma la Fórmula 1 estará pendiente de lo que
ocurra hoy en París, unos por ver hasta qué punto llega la FIA para
lavar la imagen del deporte y otros porque su futuro depende de lo que
decida hoy el Consejo Mundial. Entre estos últimos están todos los
trabajadores de la escudería quienes podrían pasar a aumentar las
listas del desempleo se Renault es expulsado del mundial, así como
unos cuantos pilotos que están pendientes de ver qué pasa para
decidir sus opciones para 2010. Entre estos últimos el propio Alonso
(para quien, si no pasa a Ferrari, su mejor opción sería aguantar un
año más con los franceses), Kubica(quien parecía el mejor situado
para sustituir al asturiano) e incluso Kimi Raikkonen, a quien se
había vinculado con Renault pero quien, según los últimos rumores,
ha firmado un precontrato para volver con McLaren. También pendientes
estarán Red Bull(quienes usan motores Renault y a quienes se les está
poniendo difícil encontrar una alternativa en Mercedes) y Williams,
pendientes de firmar un contrato de suministro de motores con la firma
gala.

Respecto a Renault en los últimos días se han reunido con miembros de
la FIA para estudiar la manera de no verse demasiado perjudicados y el
despido de Briatore y Symonds forma parte de esta estrategia. El
castigo podría ir desde la expulsión hasta una altísima multa que
podría poner fin a la aventura de Renault en F1. El equipo no
presentará alegaciones contra las acusaciones y ello puede propiciar
que la pena consista en la exclusión del campeonato del año pasado(lo
que supondrá que tendrán que devolver todo el dinero ganado en
premios) y una alta multa económica. En cualquier caso la victoria no
les puede ser retirada.

En cuanto a los implicados es casi seguro que tanto a Briatore como a
Symonds se les prohiba de por vida la presencia en acontecimientos
regulados por la FIA, algo por lo que también debería pasar Nelson
Piquet, aunque esto último es más dudoso.

2 comentarios:

F-1 A.L.C. dijo...

la pregunta clave para Alonso sería saber cual fué su reacción al saber que largaría desde el fondo de la parrilla con poco combustible en un circuito callejero. el asturiano debe de haberlo encontrado extraño.

generalmente estas cosas se resuelven con multas, como ocurrió con el stepney-gate en Mclaren. dudo mucho que la misma sea muy alta, porque desde la crisis americana la Renault ya cogita su salida por motivos económicos. creo que más bien van a intentar inocentar a la montadora y animarla a que se quede.

ANTUANF1 dijo...

De acuerdo con FALC, no será nada muy escandaloso.