lunes, 8 de octubre de 2007

REFLEXIONES TRAS CHINA

QUÉ RISA

Me he hartado de reir desde que ayer acabé de ver la carrera de China. Y todavía me estoy preguntando cómo se puede ser tan inútil, cómo se puede tirar por la borda el trabajo de todo un equipo. En algunos medios se le echa la culpa del incidente al propio piloto, pero las declaracions de Martin Whitmarsh parecen avalar la tesis(que yo defiendo) de un error del equipo. En cualquier caso Hamilton lo tiene bastante facil y McLaren más todavía ya que son dos pilotos contra uno de Ferrari, aunque me da la impresión de que en el equipo británico ven a Alonso más como un enemigo que como un miembro del equipo. La multitud de combinaciones las podéis leer por ejemplo en Autosport, pero no on preocupéis que de aquí a la carrera las aprenderemos de memoria de tanto oirlas.

En cuanto a la guerra particular de Alonso con McLaren, Ron Dennis ha declarado que no tiene ninguna prisa por aclarar el futuro de Alonso en la escudería, y que hasta el final del campeonato no tomarán una decisión. Yo si fuese Ron lo tendría claro: confirmar a Fernando como piloto para el próximo año y antes de que empieze la temporada sustituirlo por el tercer piloto. Así te aseguras de que no se llevará su sabiduría a ningún otro equipo.
En los medios especializados patrios se pide una sanción a Hamilton por no haber abandonado el coche con urgencia. Ni tanto ni tan calvo.

5 comentarios:

nhotex dijo...

Como al final se lo lleve Raikkonen sí que se van a tirar de las pelotas los de McLaren

Formula F1 (Jesús) dijo...

Si gana el ¨Mundial Raikkonen no lo habrá ganado, lo habrá perdido McLaren.

Saludos

Anónimo dijo...

La frase del año:"Sanganchao,sanganchao"(autor Gonzalo Serrano)

J. ARCE dijo...

Ayer escuché el audio del "momentazo" y Serrano parecía un gorila en celo.

Anónimo dijo...

Una anotación: Dennis no puede dejar a Alonso de conductor suplente, el contrato firmado le obliga a darle un coche en cada carrera. Lo del gordo de -Tele 5 cuando se sale Hamilton me da mucha vergüenza que lo puedan poner en alguna televisión extranjera y crean que ese histérico que chilla representa a los españoles.