domingo, 1 de noviembre de 2009

GRAN PREMIO DE ABU DHABI 2009


Tuve un sueño. ¿O debería decir una pesadilla? Me eché en el sofá después de comer y me dormí, y soñé. Soñé que había una carrera de Fórmula 1 en un circuito con unas instalaciones impresionantes, algo digno del futuro, pero con la misma personalidad que cualquier otro circuito diseñado por Tilke. Soñé que la carrera empezaba al atardecer bajo la luz del sol y acababa de noche bajo la luz de la luna y los focos. Precioso, un espectáculo digno de ser visto, pero incomparablemente menos atractivo que cerrar la temporada en un circuito tan poco glamuroso como el de Interlagos.

Soñé que el único piloto que podría haberle puesto algo de picante a la carrera se tenía que retirar después de su primera parada en boxes por un problema de frenos. Soñé que a partir de ahí el simulacro de carrera se convirtió en un paseo triunfal para los Red Bull de Vettel y Webber. Soñé que en la patética lucha entre McLaren y Ferrari por el tercer puesto en el campeonato de constructores era McLaren, la que más se lo merecía, la que se alzaba con el premio. Soñé que Vettel se hacía finalmente con el subcampeonato arrebatándoselo a Barrichello(gracias Sebastian). Soñé que el debutante más sorprendente de la última década(o más), Kamui Kobayashi, protagonizaba otra carrera para enmarcar incluso repitiéndole la jugada de Brasil al nuevo campeón del mundo para ganarle la posición.

Soñe que una insistente e insoportable vocecilla me repetía una y otra vez que el Renault es el peor coche de la parrilla en manos del peor equipo de la parrilla, pero que al año que viene vestidos de rojo será otra historia para Alonso y todos nosotros. Soñé que esa misma vocecilla volvía a faltarle al respeto a Jenson Button y a todo el equipo Brawn con sus incesantes insinuaciones de tongo. Soñe que esa misma vocecilla me despertaba al cabo de una hora y media y entonces abrí los ojos. Allí estaba el majestuoso circuito. Y lo que vi a continuación fue una especie de carrera entre el Red Bull de Webber y el Brawn de Button, una lucha encarnizada durante dos vueltas por la tercera posición. Y me volví a quedar dormido.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece que mi estimado colega Morfeo le ha bendecido de lo lindo Mr Arce.


Consuelese pensando que Fernando Alonso ya está trabajando en el coche de Ferrari; y les cuenta maravillas del país a los fratellos, vamos que va a dejar el Ferrari hecho un ave de presa.

by HORUS a proud traumatico halcón

F-1 A.L.C. dijo...

en un cuento de Borges, que puedes leer aqui http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/ruinas.htm

me salió a la cabeza cuando comenzé a leer tu post. y si nosostros somos los culpados por tener a YAs en el calendario? y si nuestra fidelidad es interpretada como aprobación? y si dentro de unos años solo tenemos este tipo de circuitos? será que tenemos que simplemente apagar la Tv en señal de desaprobación, como hacemos con un partido de la eurocopa que no tiene goles?

no tengo dudas, hemos llegado al fondo del pozo, la F1 está en coma. tienen que volver a empezar todo de nuevo.

pro_magicalonso dijo...

Otra carrera aburrida quizas lo que más me gustó es el final entre Button y Webber.
Kobayashi se ha superado y se merece un asiento en el equipo, segunda carrera y ya estaba por delante de su compañero y en puntos.
Ahora a esperar el 2010 que esperemos que sea mucho más emocionante que este y estén metidos varios equipoos y pilotos en la lucha por el título hasta el final.
Saludos

Hiarbas dijo...

Una carrera, a la altura de un flojo campeonato.

fitti4652 dijo...

Al parecer, nuevamente una bonita carrera...lastima de habermela perdido.