jueves, 5 de noviembre de 2009

NI CON AGUA CALIENTE

La entrada de nuevos equipos en la Fórmula 1 siempre supone una oportunidad para los llamados veteranos, pilotos que han pasado casi todos cerca de diez años saltando de un equipo a otro, pilotos que ya han tenido su oportunidad y que no han podido o sabido aprovecharla, pilotos que, en definitiva, creen que son los más rápidos de la parrilla. Claro que si no pensasen así no habrían sobrevivido tantos años. En la mayoría de los casos son pilotos que saben que lo que le pueden ofrecer a los equipos es experiencia, experiencia que sirve para poner a punto el coche y sumar importantísimos puntos que se convierten en dinero al finalizar el año.

Durante los 60 años de historia de la Fórmula 1 hemos tenido muchos ejemplos, incluso algún antiguo Campeón del Mundo como Nelson Piquet, a quien pudimos ver arrastrarse en un Lotus que, según él, Senna debería haber hecho campeón. No ganó ni una carrera con Lotus, aunque sí con Benetton cuando firmó un contrato por objetivos.

En los próximos meses seremos testigos de cómo estos pilotos intentarán conseguir un asiento para 2010 a cualquier precio. Algunos ejemplos:

-Rubens Barrichello: el eterno optimista, el eterno Campeón en potencia, el eterno perjudicado. Si va al supermercado y rompe el carrito la culpa será de Ross Brawn, el hombre que le negó la oportunidad por dos veces, una en Ferrari y otra en Brawn. Ya tiene asegurada su plaza para el año que viene en Williams. Es entendible que Williams necesite a alguien fiable al lado de Hulkenberg pero, ¿no había otro? ¿Qué tal Glock?

-Jarno Trulli: Toyota se va pero él no. Un año más tendremos que seguir soportando sus lloriqueos si se confirma que es el favorito para firmar por Lotus. Según Mike Gascoigne lo es, junto a Jaques Villeneuve y Christian Klien. ¿No habrá pilotos más fiables y, sobre todo, con más experiencia en monoplazas modernos que estos dos últimos? Villeneuve es un antiguo Campeón del Mundo y eso podía justificar su fichaje pero, ¿Klien? ¿No será Kevin Kline? ¿O Calvin Klein? ¿Qué tal Kobayashi como pide el hechizero? Trulli ha probado un coche NASCAR esta semana, pero no caerá esa breva.

-Nick Heidfeld: cómo me aburre esta mosca cojonera. Y pensar que se agarró un tremendo cabreo cuando Ron Dennis eligió a un jovencísimo Kimi Raikkonen para McLaren. Quien sabe sabe y Dennis de esto sabe incluso más que Lobato. Heidfeld es el típico piloto que podría estar corriendo dos siglos y no ganaría una carrera ni por casualidad. ¿Por qué? Porque es como Clemente. Si Clemente fuese entrenador de baloncesto su equipo metería la primera canasta, se pondría 2-0 y a amarrar. Heidfeld es igual. Eso sí, si necesitas puntos es tu hombre. Igual si BMW tuviese un segundo piloto más agresivo a estas horas habría ganado más de una carrera y seguiría en la F1. Quien sabe.




-Giancarlo Fisichella: de los pocos que ha tenido un coche ganador y lo ha desaprovechado. En su defensa hay que decir que le tocó lidiar con un Fernando Alonso en plenitud de forma y con ganas de comerse el mundo. Pero eso da una idea de su nivel: altísimo, pero, como dicen los ingleses, "not world champion material". Para 2010 tiene contrato de probador con Ferrari pero suena para volver a Force India, y no creo que a Ferrari le importe demasiado perderlo.

-Pedro de la Rosa y Marc Gené. Sobre todo el primero. Cuando leo la prensa española donde lo postulan como un piloto adecuado para McLaren el único argumento es que se lo merece. ¿Por qué? Si fuese un watusi esa misma prensa ni lo nombraría. Dos buenísimos pilotos los españoles, pero su tiempo ha pasado. Los mismos argumentos que se utilizan para defenderlos se podrían utilizar para defender a cualquiera de esta lista. Y, por favor, que no nos quiten lo único potable de la cabina de comentaristas de La Sexta. Como comentarista no tiene precio.

De esta lista han caído dos nombres: Jenson Button y Mark Webber. Y ambos por razones obvias. Iban camino de convertirse en veloces calculadoras pero uno ha conseguido el Mundial y el otro tendrá una oportunidad el próximo año de desdecir a sus críticos.


Desgraciadamente la F1 se mueve por dinero y cada punto vale su peso en oro. De lo contrario la parrilla estaría llena de Kobayashis.

4 comentarios:

interdomin dijo...

Buen post. Yo también me acuerdo de David Coulthard y Juan Pablo Montoya.

Hiarbas dijo...

Buena entrada sin duda.

El caso es que los veteranos han conseguido puntos, victorias y podiums, y por tanto no hay argumentos para mandarlos al parque a jugar a la petanca. Viendo esto, normal que DeLa Rosa quiera su segunda oportunidad.

Veterania y juventud, bien repartida seria una buena mezcla para la F1.

El Hechicero dijo...

¿¿Parrilla llena de kobayashis??. Un kobayashi se hace con huevos, talento. Todos tienen alguno de los dos ingredientes ,pero casi ninguno ambos ( bueno, hay más cualidades para ser un gran piloto pero ya sabéis a que me refiero...).

Al principio me desagradó la idea del fichaje de trulli, primera reacción. Pero apuntaste bien sus cualidades a la hora de la puesta a punto del coche también no hay que menospreciar que es un duro marcador y bastante competitivo cuando le da por ahí (Aunque desgradamente casi nunca).

Pero al lado de Trulli haría falta un piloto competitivo, hambriento, talentoso y "barato" como Kobayashi. Lotus tiene una oportunidad única. Sacrificaré un toro y lo ofreceré en la barbacoa al poderoso dios Horus...

Una buena alternativa a Trulli sería Heidfeld. Me gusta mucho, siempre aprovecha las oportunidades que tiene de forma inaudita. Ofrece siempre algo que los demás son incapaces.

Y en cuanto a De LA Rosa... Hombre, es el que nos toca más de cerca, el de "casa", cae bien, de joven no tuvo su oportunidad y esas cosas. Yo creo que a todos nos alegraría de alguna manera que tuviese un asiento el año que viene y no tiene por que ser en McLaren.

Saludos a todos.

Joel dijo...

Hi, Nice post. Would you please consider adding a link to my website on your page. Please email me.

Thanks!

Joel Houston
JHouston791@gmail.com